sábado, 23 de abril de 2011

0

Nuestra primer Cortacésped [Parte 1]

  • sábado, 23 de abril de 2011
  • Diego
  • share
  •  Modelo de cortacesped para hierba
    Nuestra primer Cortacésped

    Siempre cuando vamos a una tienda especializada o cuando acudimos a un centro comercial en busca de una cortacésped de calidad, es muy común que la cantidad de información que nos entregan los vendedores nos termine confundiendo: altura de corte, eléctrico o gasolina, ancho de siega, manual o autopropulsado, kit de qué?... Por esto, aquí encontraras aspectos donde nos debemos fijar antes de realizar la compra, para no arrepentirnos el día en que la pongamos a prueba sobre nuestro césped.

    Con la llegada de la primavera siempre nos da ánimo de trabajar en el jardín con mayor frecuencia. Por lo general, nuestros trabajos van enfocados a mejorar su aspecto, ya que pasaremos mayor tiempo en el exterior, y por esto queremos que todo este perfecto. El césped es, en este caso, uno de los elementos importantes. Para tener un buen mantenimiento todo dependerá, en gran medida, el aspecto del conjunto. No es de extrañar, que la elección correcta del cortacésped sea, un verdadero dolor de cabeza.

    Proporciones del jardín

    Si hay algo que hay que tener encuentra desde el comienzo, es el tamaño en metros cuadrados que ocupa nuestro césped. Esto es fundamental ya que, en función del número, nos decidiremos por un cortacésped manual, eléctrica o de gasolina. Para espacios reducidos, con solo unos pocos metros cuadrados y un cortacésped manual es suficiente. Si la superficie tiene tamaño considerable, una cortacésped eléctrica será lo mejor. Estas son más silenciosas, pero tienen el inconveniente de llevar cable. Por esto debemos ser muy cuidadosos en los giros, porque podemos cortarlo sin percatarnos.

    Las nuevas tecnologías en este tema han permitido disponer de nuevos modelos a baterías, que eliminan el problema del cable, pero con un valor bastante más elevado. EL poder del motor es un aspecto que debemos tener en consideración, sobre todo si nuestro césped es de hoja dura. En el caso de los eléctricos, los de potencia menor rondan los 600 v, mientras tanto que los modelos más modernos pueden llegar a los 1.600 vatios. Decidirse por uno u otro irá en relación del tamaño del terreno y, también, de nuestro presupuesto. Existen modelos de propulsión automática, aunque estos últimos sólo importan si la parcela presenta varios desniveles.

    Hablando de los cortacéspedes que funcionan con gasolina, estos son los más recomendables cuando la superficie del jardín es mayor a los 400 metros cuadrados. La mayoría es estos son autopropulsados, con los cual evitamos el tener que empujarlos, y también poseen mayor libertad de movimiento que los ya mencionados cortacésped eléctricos ya que no necesitan estar conectados a una toma de corriente. Por otra parte, generan una mayor cantidad de ruido y nos obligan a mantener una reserva de gasolina sin plomo en algún lugar de nuestro hogar. Cuando la superficie que tenemos segar es superior a los dos mil metros cuadrados, lo más recomendable es buscar un modelo auto portante. Su precio es bastante más elevado, pero el ahorro de tiempo es proporcional al gasto..


     Cortacesped helicoidal para profesionales
    Cual es mejor ¿Rotativo o helicoidal?

    Esta es otra de las preguntas que suele aflorar cuando uno se enfrenta a la compra de su cortacésped. Si deseamos que nuestra pradera presente un agradable aspecto sin tener que desembolsar una cantidad de dinero considerable, entonces las segadoras rotativas son la opción a elegir. No permiten un corte en demasía bajo pero por otra parte el resultado es satisfactorio. Las aspas se desmontan fácilmente y podemos darles filo nosotros mismos o llevárselas a un afilador. Que mantengan un estado óptimo es vital para obtener un buen corte, mellada o desafilada, saca las briznas en vez de cortarlas.

    Y por otra parte, tenemos las segadoras helicoidales, Las cuales son de uso más profesional. Posee un sistema de cuchillas dentro de un eje central que permite cortes de pocos milímetros, por lo cual son ideales para campos de golf o lugares que soliciten una presentación del césped muy cuidada. Este tipo de cortacésped lleva las aspas a muy baja altura, por lo cual requiere una revisión del césped previa, en busca de piedras u objetos que puedan a estropear la cortacésped. Estas tienen un rodillo trasero que realiza un efecto de 'rayado' sobre la hierba, muy parecido al que observamos en los campos de fútbol. Su mantenimiento es elevado, y sus cuchillas deben afilarse en lugares especializados.

    0 Responses to “Nuestra primer Cortacésped [Parte 1]”

    Publicar un comentario en la entrada

    Suscribirse